A los 60 años de edad, murió el ídolo del fútbol mundial, Diego Armando Maradona. El ex campeón del mundo sufrió un paro cardiorrespiratorio en la casa de Tigre donde se encontraba realizando su rehabilitación, tras la operación por un hematoma subdural.

La familia del “Diez” había decidido trasladar momentáneamente al astro futbolístico a esta residencia, hasta definir los pasos a seguir de su tratamiento sobre adicción al alcohol y la dependencia de fármacos. Los médicos intentaron reanimarlo durante varios minutos, pero nada pudieron hacer para salvarle la vida.

La figura de Diego Maradona trascendió el deporte hasta convertirlo en uno de los personajes más influyentes de la Argentina de las últimas décadas. Cada una de sus acciones fue celebrada por sus fanáticos con la misma fuerza con la que sus detractores lo denostaban. Su muerte es, sin dudas, una de las más dolorosas a nivel mundial.